La princesa…

MMEENOTRANSI_OK

(Diphylleia grayi)

I
La princesa esta triste
traslúcida
anoréxica
áurea nívea y azul,
un ciprés finísimo
que se alarga sin sombra
querido diario, serás mi confidente
alcanzó a escribir Ana.
Mía
– atrás suyo-
lee
una mano en la escápula
de su hermana
Y de pronto
la fina copa de laxante
se derrama.

II
La princesa está triste
se ha pinchado el dedo
con el huso de una rueca
una gota de sangre en su boca de fresa
y ha caído en un sopor profundo
en una siesta eterna, consuntiva.
Pero sueña que está por concluir la eternidad
y que el beso de un príncipe
la devolverá a la vida,
a la ilusoria oscuridad de la luna
la que hace deseables y tristes
a las princesas de ojos inmensos
chispas que danzan un segundo en el aire
y en seguida mueren.

III
Mía se echa a su lado
vela unos segundos
pero rápidamente se yergue
sonámbula
y se adentra en el sueño de la hermana
un bosque rosa marchito
de olvido y desencuentros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *