A mis preguntas

En las palabras
no encuentro sentidos
Solo algún indicio
en algún silencio…”

Sin embargo,
no puedo olvidar lo que no se qué es
o quien fue.
¿Cómo olvidarlo si no tiene nombre?
A cada olvido lo precede un universo
que necesita haber sido nombrado.

La vida es invasiva
Y yo por eso permanezco inmóvil
silencioso
a oscuras
Para que nada ocurra
(ni una brisa.)

1 comentario on "A mis preguntas"


  1. Hola Alberto, cómo estás. Me llamo Carla Pantanali, llego a vos a través de un comentario que hiciste en el blog de El loco Dao. Disculpas por escribirte por acá, pero no encontré un mail para contactarte (tu poema “A mis preguntas” es bello)
    Se trata de una apreciación sobre Luis Sandrini de 2006, te la copio y pego:
    Alberto Wainer 30 julio, 2006 15:46
    Sandrini, para quienes, por esos años, estudiábamos teatro según el método era lo peor del cliché, del trabajo exterior. En Julio del 70 tuvimos casi un mes de clases con Lee Strassberg. En ellas, cuando debíamos explicar algo, siempre referenciabamos a los grandes actores del Actors Studio. Fue el propio Strassberg quien nos preguntó porqué nunca ejemplificaramos con actores argentinos.
    -Porque carecemos de grandes actores- fue la respuesta (por lo menos implícita en nuestro desconcierto). Strassberg nos dijo: Yo se que por lo menos tienen uno: Luis Sandrini.
    ¡Que confusión Dios mio!… ¿cómo incorporar ese nuevo dogma?. Sin embargo lo conseguimos, y no nos llevó mucho tiempo: en realidaad las ideas que vienen de afuera siempre nos fueron fáciles de incorporar. A partir de ahí, y por un tiempo razonable, nos encantó proclamar en forma desafiante las virtudes actores de Sandrini.
    Alberto Wainer
    Yo soy nieta de Luis Sandrini, y junto a mi madre y mi hermana estamos realizando la película documental sobre su vida, y de alguna manera habíamos abordado el comentario de Strasberg sobre mi abuelo, pero no lo teníamos de alguien que hubiera estado en el seminario mismo. Ví en tu blog que sos un hombre de la cultura y nos preguntábamos si era posible tomar tu testimonio. La película ya está casi terminada, pero valdría la pena intentar sumar tus palabras. Muchas gracias y disculpá nuevamente que te escribo por acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *