Para llegar allá

Para llegar allá,
para llegar donde estás, para salir de donde no estás
T.S. Eliot (Cuatro cuartetos, 1943)

naufragio

Perderse
como algo que se hunde en el agua
y no se vuelve a ver.
Ir borrándose de los ojos de los demás
y también
ser los ojos de los demás
a los que ese algo que se pierde
abandona.
Y ese algo
entiende que se ha despedido
de su casa.
Y que si los meandros, las intersecciones
las mareas,
el vagar azaroso
o la simple
redondez de la tierra
lo restituyeran a ella,
aunque nada hubiera cambiado
-y sabe que su ausencia no puede haber cambiado nada-
y todo siguiera igual a su recuerdo a su deseo
ignoraría el regreso
¿O acaso los ahogados
saben que fueron devueltos
por el mar y celebran?
Y desde allí
desde esa inmensa playa de dolor
reanudaría su viaje
que se extiende infinito
en el eterno horizonte de la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *